/  /  /

Incluso Abinader, Piñera y Lasso aparecen en el escándalo de Pandora Papers

Han aparecido también los nombres de los presidentes de tres países de América Latina en el caso de los Pandora papers, "la mayor investigación colectiva en la historia del periodismo", según el International consortium of investigative journalists  (ICIJ).

La investigación descubre secretos sobre riquezas escondidas en paraísos fiscales de todo el mundo y contiene alrededor de 12 millones de documentos que cubren más de 130 nombres, entre famosos y líderes políticos. Precisamente en estas horas han aparecido también los nombres de los presidentes de tres países de América Latina: el presidente de la República Dominicana, Luis Abinader, el presidente de Chile, Sebastián Piñera y Guillermo Lasso, el presidente de Ecuador.

Según los papeles, este último era cliente de una compañía suiza que es una de las mayores empresas extraterritoriales del planeta, Trident Trust. Según el periódico ecuatoriano El Universo, sin embargo, Lasso habría disuelto cualquier tipo de relación con tales actividades, en su mayoría ubicadas en Panamá, justo antes de presentarse a presidente y en sustitución habría creado dos fideicomisos en Dakota del Sur, Estados Unidos, a finales de 2017.

En cuanto a Abinader, habría escondido millones de dólares para no pagar impuestos. Efectivamente, el grupo dominico Noticias SIN (Servicios Informativos Nacionales), que participó en las investigaciones de investigación, afirmó que el presidente estaría vinculado a dos sociedades en Panamá, fundadas con sus hermanos, también en este caso antes del cargo presidencial: Littlecot (2011) y Padreso (2014). Se destaca, además, la cantidad de su patrimonio, que cuenta con unos 70 millones de dólares.

Por último, la familia Piñera participó en el proyecto minero Dominga, vendiendo algunas actividades al mejor amigo de la infancia del presidente, Carlos Alberto Delano, y realizó en secreto varias transacciones, usando el paraíso fiscal de las Islas Vírgenes Británicas. El portavoz del Gobierno, Jaime Beollio, ha dicho entonces que todos los hechos mencionados en el expediente ya habían sido analizados por la fiscalía y el resultado es que "todo se ha hecho en regla con la legislación chilena".

Los otros dos presidentes también han desmentido rápidamente su implicación en los hechos de los que son acusados.

Este artículo también está disponible en: IT