/  /  /
11 de mayo

Qhapaq Ñan, El gran camino de los Andes

Desde el 11 de mayo la IILA – Organización internacional ítalo-latino americana – presenta en Roma una exposición interdisciplinaria sobre el Qhapaq Ñan, El gran camino de los Andes. Del pasado al presente, la muestra atraviesa historia, antropología, artesanía, arqueología, saberes ancestrales, cooperación entre países, turismo comunitario y sostenible, llegando al arte contemporáneo.

El Qhapaq Ñan es el sistema de caminos andino construido por los Incas a partir de infraestructuras pre-incaicas, cuyas ramificaciones recorren seis países de Sudamérica: ArgentinaBolivia, Chile, ColombiaEcuador y Perú, por un total de más de 30.000 kilómetros. Este Camino cruza una de las áreas geográficas más extremas del mundo, desde los 6.000 metros de las cumbres de los Andes pasando por desiertos áridos y selvas pluviales hasta alcanzar las costas.

La exposición es un viaje inédito y profundo que saca a la luz las huellas que ha dejado la cultura pre-incaica e incaica, las mismas que cruzaron el Qhapaq Ñan. Mediante esta infraestructura tan extraordinaria, los Incas garantizaban el flujo de ideas, poderes, mercancías y cosmologías en un territorio de cinco millones de km2, confiriéndole un carácter unitario a su Imperio.

La muestra ofrece la oportunidad de descubrir una selección de piezas arqueológicas del MUCIV – Museo delle Civiltà (Museo de las Civilizaciones), la colección prehistórico-etnográfica Luigi Pigorini, de los que forman parte objetos procedentes de los lugares de origen del Qhapaq Ñan y pertenecientes a distintas épocas precolombinas, seleccionadas por Donatella Saviola: objetos rituales que conformaban el ajuar funerario de las sepulturas andinas, testimonio de los constantes intercambios entre las numerosas civilizaciones, desde las pre-incaicas hasta las Incas.

Inscrito en la lista del Patrimonio Mundial del UNESCO en 2014, el Qhapaq Ñan ha sido objeto de estudio en los ámbitos más variados (de la arqueología, de la ingeniería, de la historia y de la antropología). Considerado como un poderoso medio de comunicación entre los pueblos, todavía hoy sigue cumpliendo – tal y como ha venido haciendo durante siglos – su función de conector entre comunidades y vehículo de intercambios económicos y culturales, exactamente como las grandes vías consulares del Imperio Romano.

«Es importante destacar este increíble modelo de integración, ponerlo de relieve y proponerlo en clave moderna, por ejemplo, construyendo las infraestructuras viarias necesarias para facilitar la conexión entre los países de la Región. Lo hicieron los Incas, podemos y debemos hacerlo también nosotros, en un momento en que la agregación es fundamental para hacer frente a los retos globales» ha apuntado la Secretaria General de la IILA Antonella Cavallari.

La exposición en el MUCIV – Museo delle Civiltà, ha sido comisariada por Rosa Jijón, curadora independiente y ex Secretaria Cultural IILA, en colaboración con Nuria Sanz, coordinadora del Proyecto de Candidatura del Camino a Patrimonio Mundial del Centro de Patrimonio Mundial, UNESCO – París, José de Nordenflycht, historiador y crítico de arte y Donatella Saviola, americanista del Museo delle Civiltà – Museo Preistorico ed Etnografico Luigi Pigorini.

Según destaca Rosa Jijón: «La cooperación entre los pueblos es un legado del Qhapaq Ñan, la comunicación, el intercambio y la colaboración que favoreció este sistema de caminos tiene que ser un ejemplo para el mundo que nos espera. Tenemos que lidiar con la incertidumbre, el miedo y las restricciones. Este planeta frágil necesita nuestra atención y una cohesión permanente para no destruirlo y para no destruirnos».

Este artículo también está disponible en: IT