/  /

Homosexualidad no será más considerada causa de divorcio

El Tribunal Constitucional de Chile emitió una sentencia en la que admite la inconstitucionalidad del artículo 54 de la ley 19.947 sobre Matrimonio Civil, en la que se incluye la acusación de homosexualidad entre las justificaciones legales para el pedido del divorcio por parte de uno de los conyugues. La sentencia recibió seis votos favorables contra cuatro y fue recibida como una grande victoria por el Movimiento de Integración y Liberación Homosexual (Movilh). 

El trámite para la declaración de inconstitucionalidad había comenzado el 23 de junio de 2020, cuando el tribunal de Coquimbo inició un juicio por divorcio a pedido de un hombre que alegaba que su esposa fuera homosexual. El Movilh se constituyó parte civil contra la que consideran un vestigio homofóbico aún vigente en la legislación chilena. La norma de hecho pone sobre el mismo plano la homosexualidad de uno de los conyugues con la prostitución forzada, el alcohlismo o la drogadicción. Además entre las causas reconocidas ya se encuentra la infidelidad, independientemente de si la relación extramatrimonial sea heterosexual o no.

Según los movimientos LGTB chilenos quedan ahora otras dos normas de fuerte impronta homofóbica: El artículo 365 del código penal, que establece edades para el consentimiento de las relaciones sexuales diferentes en caso de relaciones homosexuales y heterosexuales, y el artículo 102 del código civil que prohibe explícitamente los matrimonios entre personas del mismo sexo.

Este artículo también está disponible en: IT