/

Comunidad indígena Garifuna denuncia el Estado por genocidio

Al cumplirse 224 años de la llegada de los primeros miembros de la comunidad afrodescendiente de los garífuna en Honduras, la Organización fraterna negra hondureña (Ofraneh) difundió un duro comunicado en el cual denuncia el peligro al que está sometido el pueblo garífuna. “Manifestamos que después de más de dos siglos, hoy más que nunca, está presente la amenaza de un tercer destierro violento e intencional, por medio de un plan de genocidio contra el pueblo garífuna perpetrado por el estado de Honduras”, sostiene el comunicado.

Los Garífuna llegaron a Centroamérica desde las costas de Nigeria en barcos esclavistas ingleses que naufragaron frente a las costas de la Isla de San Vicente. Según su tradición oral, se trata del único pueblo africano llegado a las Américas que jamás fue reducido a la esclavitud. La comunidad garífuna en Honduras, presente desde 1797, ha tratado de mantenerse relativamente al margen de los hechos violentos que sacudieron la historia del país, pero desde 2018 los ataques contra la comunidad se hicieron constantes. Según la Ofraneh ya son 40 los miembros del pueblo garífuna asesinados en los últimos tres años. Desde julio de 2020 las comunidades exigen la aparición con vida de tres de sus miembros, y acusan a la policía de su desaparición.

“Exigimos al Estado de Honduras el cumplimento ya de la sentencia por la Corte Interamericana de Derechos Humanos en 2015 a favor de las comunidades garífunas de Triunfo de la Cruz y Punta Piedra. Condenamos el incumplimiento de dicha sentencia después de más de cinco años, situación que ha incrementado la hostilidad en contra del pueblo garífuna”, concluye el comunicado.

Este artículo también está disponible en: IT

Federico Larsen