/  /

Tribunal de EEUU afirma que el estado hondureño “patrocina” el narcotráfico

El juez de la Corte del Distrito Sur de Nueva York, Kevin Castel, leyó ayer la sentencia definitiva con la cual condenó a cadena perpetua al hermano del presidente de Honduras, Juan Orlando Hernandez, por narcotráfico. Antonio “Tony” Hernandez, que a su vez fue diputado nacional en Honduras, “se convirtió en un facilitador de la droga que tenía como destino los Estados Unidos” gracias a su posición social, en un comercio “patrocinado por el estado”, concluye el tribunal.

n su declaración el juez Castel afirma que Tony Hernandez habría usado armas y medios militares pertenecientes a las fuerzas armadas hondureñas para garantizar sus tráficos, un negocio valuado en 1,5 billones de dólares. Hernandez tomó también acuerdos con otros cárteles de la droga latinoamericanos, como el de Joaquín “el Chapo” Guzmán en México, a quien habría garantizado protección a través de canales diplomáticos y repartos de las fuerzas armadas de Honduras. Según Castel Hernandez fungió de mediador para hacer llegar sobornos millonarios a políticos y funcionarios, entre los cuales se encuentra su hermano Juan Orlando, a cambio de permitir el uso de las estructuras estatales hondureñas para proteger el tráfico de drogas hacia EEUU.

El actual presidente de Honduras fue acusado por la fiscalía de Nueva York en marzo de haber patrocinado una asociación ilícita junto con el narcotraficante condenado en EEUU, Geovanny Fuentes Ramírez, que a través de Tony Hernandez habría recibido protección de las fuerzas de seguridad hondureñas desde 2013 por orden del gobierno. Juan Orlando Hernandez., sin embargo, niega las acusaciones, aunque las investigaciones en su contra prosiguen en Nueva York justo cuando las relaciones con la administración Biden se hacen más intensas a causa de una nueva ola migratoria hacia los Estados Unidos.

Este artículo también está disponible en: IT