/

Congreso rechaza pedido de juicio político contra Abdo Benitez

La Cámara de diputados de Paraguay rechazó el pedido de inicio de juicio político presentado por la oposición contra el presidente Mario Abdo Benitez, acusado de mal desempeño ante la crisis desatada por la pandemia en el país. La votación se realizó en una sesión extraordinaria convocada en pocas horas para tal fin 42 diputados rechazaron la iniciativa, 36 votaron a favor y dos se abstuvieron.

Por ahora, sin embargo, el pedido de juicio político que pretende destituir al presidente y su vice, Hugo Velázquez, sólo obtuvo el apoyo de 37 diputados, y para ser aprobada debería obtener 56 votos positivos entre los 80 miembros de la Cámara. El pedido fue presentado tras trece días consecutivos de manifestaciones en las calles de Asunción y las principales ciudades del país. La crisis política estalló el pasado 5 de marzo, cuando miles de personas salieron a protestar para pedir la renuncia del presidente luego del colapso del sistema sanitario y el altísimo número de contagios y muertes. Paraguay colmó el 100% de las camas de terapia intensiva disponibles en el país en pocos días, y desde finales de febrero los hospitales comenzaron a denunciar faltantes de todo tipo. Las protestas obligaron al presidente a imponer cambios en su gabinete, decretar un nuevo toque de queda nocturno y suspender las clases en 23 ciudades consideradas “zonas rojas”.

Las medidas sin embargo no alcanzaron aún para contener la crisis, y el martes el país tocó un nuevo récord de muertes diarias desde el comienzo de la pandemia. A esto se debe agregar la falta de vacunas: hasta ahora Paraguay recibió sólo 4.000 dosis de la Sputnik V desde Rusia gracias a la mediación argentina, una donación de 20.000 dosis desde Chile, y otra de 3.000 dosis de Emiratos Árabes. El gobierno de Asunción acusó en las últimas horas a la Organización Mundial de la Salud de haber retrasado el envío de los cargamentos de vacunas pactados en las últimas semanas. Sin embargo la organización respondió que el gobierno de Paraguay depositó los pagos de los 4 millones de vacunas del fondo Covax acordados en una cuenta equivocada, a nombre de The Vaccine Alliance (GAVI), una fundación de Bill Gates, y no en las cuentas de la Oms.

La lentitud en la contratación de las vacunas, la impericia demostrada en el caso Oms y varios casos de corrupción desvelados en los últimos meses en diversas ramas del estado, pusieron a prueba la estabilidad del gobierno, que sin embargo puede contar con una amplia mayoría parlamentaria a pesar de las divisiones internas del gobernante Partido Colorado.

Este artículo también está disponible en: IT