/  /

El programma del Banco Interamericano de Desarrollo para las vacunas

El Banco Interamericano de Desarrollo (Bid) anunció que lanzará un instrumento financiero de respaldo para los países latinoamericanos en la negociación para conseguir las vacunas producidas por las principales farmacéuticas internacionales. El presidente de la institución, Mauricio Claver-Carone, estimó que será un fondo de 1.000 millones de dólares a los que los 26 gobiernos miembros del banco podrán recurrir como forma de garantía para el pago de los cargamentos de vacunas.

 

Con el 8% de la población mundial, América Latina concentra el 27% de los casos de Covid del mundo, situación que pone a los gobiernos en una condición “desesperada” para sellar acuerdos bilaterales con las casas farmacéuticas, según refirió Claver-Carone. Hasta ahora en América Latina han llegado vacunas suficientes para inmunizar tan sólo al 3% de su población, mientras que cuanto países más ricos obtuvieron el 90% de las dosis distribuidas a nivel global.

Las condiciones que las empresas productoras imponen a los gobiernos latinoamericanos son a menudo imposibles de cumplir. Especialmente aquellas que requieren de la creación de fondos de garantía o contratación de seguros para cubrir efectos colaterales o imprevistos. El ex ministro de la salud argentino, Ginés González García, declaró en diciembre que la empresa Pfizer pretendía “condiciones inaceptables” para la compra de sus vacunas, entre las cuales se encontraba la sanción de una ley que diera inmunidad jurídica total a la compañía en los tribunales argentinos.

Para facilitar las negociaciones entre gobiernos y casas farmacéuticas, el Bid propone un instrumento que funcione como garantía, y pueda activarse si se presenta un posible riesgo en el cumplimiento de los pagos. “Es, esencialmente, como una póliza de seguro, una garantía parcial de crédito”, explicó Claver-Carone en conferencia de prensa, y agregó que entre los países más interesados se encuentran Argentina, Bahamas, Belice, Panamá, República Dominicana, Ecuador, El Salvador, Honduras y Trinidad y Tobago.

Este artículo también está disponible en: IT