/

Honduras aprueba reforma constitucional para endurecer la prohibición del aborto

El congreso hondureño aprobó la semana pasada una reforma del artículo 67 de la constitución para declarar “prohibida e ilegal la práctica de cualquier forma de interrupción de la vida por parte de la madre o un tercero al que está por nacer”. También se agregó un apartado que prevé que para modificar esta norma deban votar a favor las tres cuartas partes del congreso, un quórum prácticamente imposible de lograr. En el mismo sentido fue reformado también el artículo 112 para impedir al legislación acerca del matrimonio entre personas del mismo sexo.

De esta manera Honduras blinda su legislación para evitar la discusión de cualquier proyecto de legalización del aborto, sancionado con penas que van de 3 a 10 años de reclusión tras la reforma constitucional de 1982. No se contemplan causales de ningún tipo, como aún sucede en Nicaragua, El Salvador, Haití y República Dominicana. La aprobación de la ley que legaliza el aborto en Argentina el pasado 30 de diciembre dio un nuevo impulso para la presentación de proyectos que reduzcan las prohibiciones impuestas en la mayoría de los países latinoamericanos. La Organización de las Naciones Unidas expresó su preocupación ante estas reformas y exhortó al congreso a rever las medidas. Según un comunicado de la delegación de la Onu en Honduras, las modificaciones aportadas a la constitución contradicen los compromisos asumidos por el país a nivel internacional en cuanto a la defensa de los derechos humanos, “afectando a dos colectivos tradicionalmente vulnerables: mujeres y personas LGBTI”.

Este artículo también está disponible en: IT

Federico Larsen