/  /

La primera caravana de 2021 bloqueada en Guatemala

La caravana de migrantes hondureños que salió de San Pedro Sula, la segunda ciudad más grande del país el jueves pasado, fue detenida ayer en Guatemala, en Vado Hondo, por la policía local y el ejército. La policía había creado un puesto de control a lo largo de la carretera de Chiquimula, en un punto flanqueado por un lado por un muro y por el otro por una montaña, sin dejar posibilidad de escape a los migrantes.

Luego, los migrantes intentaron superar el puesto de control, pero la policía utilizó gases lacrimógenos, porras y escudos para evitar el avance, causando lesiones entre los migrantes. “Me golpearon en la cabeza - dijo uno de ellos - no vine con la intención de buscar los problemas de nadie. Somos hermanos centroamericanos, no buscamos líos.

Luego del enfrentamiento, cientos de migrantes se sentaron en la carretera, negándose a salir e insistiendo en que se les permitiera pasar, apelando a los soldados precisamente como "hermanos centroamericanos".

Solo algunos de los migrantes llevaban máscaras y ante la evidente ausencia de distanciamiento social. Pocos tenían consigo un informe de prueba negativo para Covid-1, requerido en Guatemala para cualquier persona que ingrese al país. El Ministerio de Salud de Guatemala informó que 21 de los migrantes buscaron atención médica en centros de salud y dieron positivo al coronavirus. El departamento dijo que los 12 hombres y nueve mujeres no serán repatriados a Honduras hasta que hayan sido puestos en cuarentena en centros de Guatemala.

Este artículo también está disponible en: IT