/

En 2200 ya han cambiado de género un año después de la nueva ley

El Ministro de Justicia y Derechos Humanos chileno, Hernan Larraín, presentó junto con las autoridades del Registro Civil el primer balance de la aplicación de la ley de identidad de género aprobada el 27 de diciembre de 2019. La norma reconoce el derecho de todo ciudadano a modificar nombre y sexo registrados oficialmente cuando el género declarado en el acta de nacimiento no corresponda con aquél que la persona perciba de sí misma.

En el primer año de vigencia de la nueva ley fueron 2200 los casos de modificación. 1285 corresponden a la inscripción de nuevas identidades masculinas, y 915 femeninas. Entre ellas se encuentran también 8 menores de edad, cuya aprobación fue gestionada por el correspondiente tribunal de familia con el consentimiento de los padres o tutores legales. Entre 1990 y 2019 sólo 750 personas habían logrado modificar el género con que habían sido inscriptas en el registro civil en Chile.

 

Este artículo también está disponible en: IT