/

Fuerte condena a manifestación de policías armados rodeando la residencia presidencial

Todo el arco político argentino condenó la manifestación llevada a cabo por centenares de policías de la provincia de Buenos Aires que en la tarde del miércoles rodearon la residencia presidencial en la localidad de Olivos. La protesta se enmarca en un conflicto que desde hace ya tres días tiene a miles de agentes de policía en las calles pidiendo un aumento salarial y mejores condiciones laborales. Pedidos que ya habían sido aceptados por el gobierno de la provincia, del cual depende la fuerza, pero que asumieron relevancia nacional cuando la policía cercó la quinta donde reside el presidente Alberto Fernandez durante varias horas, armados y con las sirenas prendidas.

nmediatamente llegaron las palabras de condena por parte de todas las fuerzas políticas, en defensa de las instituciones democráticas y contra una posible amenaza a la estabilidad del país. Diferentes fuerzas sociales se autoconvocaron “en defensa de la democracia” para el atardecer del miércoles, pero el mismo presidente les pidió que no se generen reuniones públicas en plena emergencia por el Covid, y se dirigió a los policías en un discurso televisado. Acompañado por decenas de intendentes y el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Fernandez intimó a los agentes a que depongan inmediatamente su actitud, y anunció una serie de medidas para satisfacer las demandas de los manifestantes.

En Argentina, país que sufrió seis golpes de estado militares durante el siglo XX, la sindicalización de las fuerzas de seguridad y las fuerzas armadas está prohibida por la ley. Las policías provinciales en los últimos veinte años protestaron por sus condiciones laborales haciendo retención de tareas, acción que ha provocado saqueos y graves incidentes. Después de la manifestación del miércoles, el gobierno se comprometió a derivar hacia la provincia de Buenos Aires una parte del presupuesto destinado a la capital federal para financiar la fuerza.

Este artículo también está disponible en: IT