/  /

Mariela Magallanes. Caracas tiene dos virus, el Covid y Maduro

Es cierto que Covid-19 está afectando a todo el mundo indiscriminadamente, pero en Venezuela la situación sigue siendo particularmente grave "porque tenemos dos virus: el coronavirus y el Maduro". Mariela Magallanes, la diputada italo-venezolana que durante mucho tiempo tuvo que mudarse a Italia debido a su oposición al régimen chavista, no utiliza los términos a medias para hacer un balance de la situación en su país, donde los problemas relacionados con la pandemia mundial se han agravado en una situación política y económica ya muy complicada.

 

Salimos de Venezuela el invierno pasado, divididos entre el gobierno presidencial de Maduro y el primer gobierno interino autoproclamado, luego reconocido por la mayor parte de Occidente, por el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidò. Hasta la fecha, explica Magallanes a 9Colonne, "el gobierno interino de Guaidò continúa disfrutando del apoyo y el reconocimiento internacional, con la preocupación general de poder encontrar una salida democrática y política para Venezuela". La posición de Maduro está cada vez más aislada: "Mientras tanto, en marzo, el Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusó a la cúpula de Maduro de formar un cartel que patrocinaba el narcotráfico y el terrorismo internacional".

Pero en un país que se puso de rodillas por las sanciones y ahora por la falta de gasolina (paradójico para un gran productor de petróleo), y por la detención de la producción, el encierro se burla del régimen de Maduro "que está utilizando la pandemia para el control social: la gente no puede responder al hecho de que no hay gasolina, no hay trabajo, no hay nada ”. La propuesta lanzada por Guaidò hace unas semanas para formar un gobierno de emergencia y una unidad nacional, que no incluía ni a él ni a Maduro "que contó con el apoyo de la comunidad internacional y que retomó lo que surgió de las negociaciones de Oslo" de hace un año.

Leggi anche: Gli Stati Uniti incriminano Maduro per narcotraffico

 

De los contactos en el hogar, se informa una situación dramática en Magallanes: "no hay agua, no hay dinero, el salario promedio es de 4 dólares al mes". Con la infección, el aparato de represión del régimen contra quienes denuncian el estado de salud ha aumentado: periodistas, analistas, los propios médicos ". Tampoco existe un sistema preciso para monitorear la epidemia: "Los números no están ahí, no se conocen con credibilidad", explica Mariela Magallanes, y mientras Europa espera que con la llegada del verano el virus pierda intensidad, en América Latina lo contrario es cierto: "nos llega la temporada de lluvias".

Otra comparación 'por el contrario' con Italia es que con la inmigración: aquí los italianos son traídos de regreso al extranjero y los trabajadores son regularizados, allí “hay 5 millones de venezolanos que están fuera, la mitad son ilegales en el país”. Se supone que los países donde huyeron y con esta pandemia se volverán más vulnerables y tendrán que irse a casa. Sin mencionar que la detención forzada también ha detenido las remesas. Pero quiero lanzar un llamamiento a ellos: "No vuelvas, quédate donde estás". La razón es fácil de decir: "Para quienes regresan de Ecuador, Colombia, la situación es terrible. En primer lugar, está la cuarentena, pero sobre todo los que regresan son maltratados, acusados ​​de traición, a menudo víctimas de grupos irregulares en la frontera, de violaciones de los paramilitares, y uno debe pensar mucho en denunciar las represalias. La gente le tiene miedo a todo, está acostumbrada a las democracias, quizás débiles pero todavía democracias ”.

 

Paradójico es la crisis del petróleo en un país rico en petróleo: “Las refinerías se han paralizado y la falta de petróleo detiene el país. Lo poco que está en manos de las mafias, los militares, la policía regional: también cuesta $ 3 por litro, lo que gana un venezolano al mes. Las ambulancias permanecen a pie con pacientes adentro, los que protestan son encarcelados y perseguidos ". Entre otras cosas, los ciudadanos no pueden permitirse quedarse atrapados: "Hay un cierre patronal, pero la gente tiene que vivir, tienen que salir a trabajar, sin máscaras porque no se los dan". La única forma de ayuda que viene del gobierno es un cupón de 2 dólares, pero no es suficiente, son una herramienta para el control y el proselitismo. La solución es la partida de Maduro, la comunidad internacional está haciendo un gran esfuerzo, lo importante es entender que una banda criminal ha tomado el poder en Venezuela".

 

 

 

Este artículo también está disponible en: IT